Agata: Ayudando a Manejar los Cambios

WP_20150304_16_02_53_Pro

Todos nos hablan que estos años son de cambios, de todo tipo espiritual y material; cambio de la Era Industrial a la Era de la Información, políticos, diferentes tipos de trabajo de la nueva era en que vivimos, cambio de consciencia, el cuerpo cambia a medida que crecemos y envejecemos; en fin lo único seguro son los cambios.

Como adaptarnos a ellos? En primer lugar tratar de entender que son para nuestro bien y evolución, en segundo lugar aprender a conocernos, descubrir nuestros dones y utilizarlos para las nuevas cosas que vienen, en tercer lugar tratar de aprender lo que necesitemos para poder llevar a cabo esos cambios; en fin podríamos seguir hablando muchas más cosas, pero hoy solo quiero hablar de un cristal maravilloso y versátil que en lo personal me ha ayudado mucho durante estos últimos meses, El Ágata.

Color: translucida con bandas finas de muy distintas tonalidades: azules, marrones, verdes, rojas, negras, blancas y grises.

Pertenecen a la familia de los cuarzos aunque no son cristales propiamente sino criptocristales ya que están compuestas por finísimas partículas cristalinas, formando bandas concéntricas.

Su gran variedad nos da una idea de la diversidad de sus aplicaciones, por eso una terapia con discos de ágata solamente, es válida para cualquier necesidad.

Aporta optimismo, vitalidad, armonía, aplomo y confianza en uno mismo; con estas cualidades es ideal para ayudarnos a enfrentar nuevas situaciones y a aceptar aquellas que pensamos que no podemos enfrentar o que nos resistimos a hacerlo, facilitando los cambios que se pueden producir en nuestra vida, también te ayudan a impulsar a hacer esos cambios que sabes que necesitas.

Como da confianza ayuda a perseverar en nuestras metas, excelente para regalársela a personas con baja autoestima. Sus características vibratorias favorecen la introspección, siendo muy útil en meditación. Es una de las gemas más utilizada como amuleto contra peligros, pesadillas, temores, mal de ojo. Dada su suave vibración es útil para armonizar a los niños, así como a las plantas y los animales. Es estabilizadora y sedante, ayuda en los problemas de insomnio.

Despierta la sensibilidad hacia los sentimientos de los demás. Puedes tener un ágata contigo y repetir la siguiente afirmación

“Confío en mi y en que El Universo pondrá en mi camino lo que necesito para mi mayor bien.”

Siempre recordemos que los cristales solo potencian nuestras cualidades e intenciones; por si solas no actúan y no resuelven las situaciones si nosotros no hacemos nada al respecto; el poder está en nosotros mismos, Nosotros somos quienes controlamos el proceso nadie más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s