Limpieza de Cristales

Primera limpieza
– Los cristales en su proceso de extracción pasan por varias experiencias: lavado químico con ácido oxálico (es un ácido muy venenoso), ruptura con los cortes, diferentes manos en fin va acumulando cargas energéticas de todo tipo.
– Poner los cristales en un recipiente con agua y sal marina, dejarlos en un lugar abierto a la luz del día y de la noche, inclusive a la lluvia, por 78 horas, (tres días y tres noches); siempre y cuando permitan esta limpieza. Algunos minerales no permiten el agua, la sal o estar directamente al sol. Si existen dudas siempre se podrán descargar de energías en luna menguante o con incienso de sándalo.
– Los cristales necesitan la luz para funcionar, les gusta que los vean y relacionarse con las personas, de la casa.
– Como el trabajo con cristales es un proceso alquímico, cada proceso químico y material tiene un paralelo con el proceso interno de la persona, por eso nuestra participación es activa, nuestro pensamiento interfiere energéticamente en el trabajo que se está realizando. Así todo trabajo con cristales debe ser hecho como un momento de meditación en un ritual.
– Al colocarlos en el agua, o aplicando el incienso podemos afirmar mentalmente o hablando: El cristal se está lavando y yo también me estoy limpiando.
– Sacar los cristales bien temprano en la mañana, colocarlos bajo el chorro de agua, visualizar una luz dorada saliendo con el agua e impregnando los cristales.
– Después de enjuagarlos colocarlos al sol ese día (no directo) y esa noche.
– El cristal  se puede llevar con uno en una bolsita de tela protegido o engarzado en alguna prenda.
– Todos esos detalles son también, cuidados espirituales, el cristal es una ventana entre esas dimensiones (la física y la espiritual)
– Hay que participar en el proceso de limpieza sintiéndolo no solo con el cristal sino también con uno mismo.
– El cristal es un objeto mágico, en la medida en que tomamos conciencia de nuestras propias impurezas y de la necesidad de limpiarnos con el trabajo humano y espiritual.

 

Siguientes Limpiezas

A medida que las vamos usando, se van descargando y absorbiendo energías discordantes, propias, de otras personas y del ambiente. Por lo tanto será necesario descargarlos y limpiarlos frecuentemente.

Algunos cristales si se pueden limpiar en agua y sal marina. Una cucharadita de sal en un recipiente de vidrio con el agua cubriendo totalmente los cristales durante 24 horas. De esta manera se lava la energía discordante absorbida y se recarga con la energía positiva de nuevo.

No deben limpiarse en agua salada

Alabastro, Ámbar, Calcita, Cornalina, Esmeralda, Hematita, Labradorita, Lapislázuli, Lepidolita, Malaquita, Moldavita , Ópalo, Pirita, Turquesa, Ulexita, Mica.

Cualquier piedra/mineral que sea una sal se disolverán en el agua (Selenita, Fluorita, Rosa del desierto, etc).

Pueden decolorarse con la luz del sol directa

Amatista, Cuarzo Rosado, Celestina, Ópalo, Turquesa, el Ámbar puede estallar.

Agua y Miel

Una linda manera de cargar los cuarzos y algunos minerales es sumergirlos en agua con una cucharada de miel, la diluimos y colocamos los cristales toda la noche para que se impregnen de esta amorosa energía vital. luego la secaremos con un paño una por una.

Salvia

Este es un método de recarga y purificación utilizado por los chamanes americanos, quienes la consideraban como una planta de poder con gran fuerza solar, a nivel energético es un refuerzo áurico para cada uno de los cristales. Se puede hacer de dos maneras: sumergirlos por una hora en una infusión de salvia o colocarlos en un plato o bandeja repleto con hojas de salvia. Particularmente me gusta tener en el joyero o en las bolsas donde guardo piedras o piezas con cristales hojas secas de salvia.

Sonido

La vibración de las ondas sonoras ejerce una beneficiosa influencia en el campo energético de nuestros minerales al igual que en el nuestro. Podemos utilizar música relajante, cuencos tibetanos, cuencos de cuarzo o campanas tibetanas.

Tierra 

Podemos un par de veces al año, enterrar nuestros cristales (los que no están montados en piezas) durante 7 días recibiendo la influencia de la Madre tierra (su origen) así como también las vibraciones solares y lunares.

Incienso

Se pueden limpiar nuestros minerales pasando sobre ellos el humo del incienso, preferiblemente de sándalo.

Frìo

Se colocan los cristales de cuarzo en una caja o envase cerrado dentro del freezer durante unas horas o días. También si vives en un lugar con nieve se los puede enterrar en ella hasta que se derrita.

Drusas y Geodas

Colocando los minerales o piezas elaboradas con cristales sobre una drusa de cuarzo o dentro de una geoda ayuda a limpiar su campo magnético

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s